Loading...
Federico García LorcaNovedadesObrasPoesiaPortada

Poema del cante jondo

El Poema del cante jondo es una obra poética de Federico García Lorca, escrita en 1921 y publicada en 1931. Inspirada en la tradición andaluza, sus variadas gradaciones del Dolor y la Pena forman la base temática de esta obra genial en la que flotan como en un sueño los perfumes y rasgos de Andalucía.

Para definir este libro, nada mejor que parafrasear al propio García Lorca en su conferencia sobre el cante hondo del 19 de febrero de 1922: El poema o plantea un hondo problema emocional sin realidad posible, o lo resuelve con la Muerte, que es la pregunta de las preguntas

La mujer, corazón del mundo y poseedora inmortal de la «rosa, la lira y la ciencia armoniosa»  llena los ámbitos sin fin de los poemas. La mujer en el cante jondo se llama Pena. En las coplas la pena se hace carne, toma forma humana y se acusa como una línea definida. Es una mujer morena que quiere cazar pájaros con redes de viento.

Y que acierto llamarlo así: Cante Jondo. Es hondo, verdaderamente hondo, más que todos los pozos y todos los mares que rodean el mundo, mucho más hondo que el corazón actual que lo crea y la voz que lo canta porque es casi infinito. Viene de razas lejanas, atravesando el cementerio de los años y las frondas de los vientos marchitos. Viene del primer llanto y el primer beso.

Estos poemas nacen porque sí, son un árbol más en el paisaje, una fuente más en la alameda. Van dirigidos a todos los que a través de su vida se han emocionado con la copla lejana que viene por el camino, a todos los que la paloma blanca del amor haya picado en su corazón maduro, a todos los amantes de la tradición engarzada con el porvenir, tanto al que estudia en el libro como al que ara en la tierra. Estos poemas nos recuerdan que lo único más fuerte que la muerte es el amor.

Jorge Espina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *